100 años del nacimiento del "pope" de la publicidad

100 años del nacimiento del "pope" de la publicidad

West Horsely es una pequeña villa ubicada en el condado de Surrey, al suroeste de Londres. Un caluroso día de junio de 1911, hace 100 años y un día, nació allí David McKenzie Ogilvy. Si hoy, según el último censo británico, West Horsley tiene apenas 2.300 habitantes, hace un siglo era solo un puñado de casas de pizarras reunidas como por casualidad en medio de la campiña inglesa. La partera que ayudó a nacer al hijo de ese padre escocés que hablaba solo gaélico y esa mujer irlandesa no sabía que tenía llorando en sus manos al padre de la publicidad moderna.

Ese es el origen de Ogilvy, que cuando comenzó a trabajar en publicidad a la corta edad de 19 años decidió desechar el apellido McKenzie.

Estudió de manera esporádica en algunos colegios de Oxford, adonde llegó a través de becas. En 1931, con 20 años, decidió probar suerte en París, donde fue aspirante a chef en el lujoso hotel Majestic. Pero las cosas no salieron bien y debió volver a la isla, más precisamente a la Escocia paterna, donde tuvo que salir a vender utensilios de cocina puerta por puerta.

Ese fue el abono con el que Ogilvy desarrollaría una increíble capacidad para vender un producto. Con las reflexiones que hizo durante su trabajo escribió una suerte de breve tratado llamado Teoría y práctica para vender productos de cocina AGA, que todavía hoy sigue siendo material de referencia en el mundo del marketing.

Noticias recientes

Dejar un comentario

Escribe y presiona Enter para buscar