Y algún día llegaremos a la "Internet de las cosas"

Y algún día llegaremos a la "Internet de las cosas"

Internet es como un niño pequeño que crece muy despacio. La historia de este niño comienza en 1980, fue un nacimiento complicado, ni siquiera tuiteaba al principio pero sus padres sabían que llegaría lejos, pero había nacido con una razón que ningún gobierno ni empresa le podría arrebatar: la comunicación.

Aprendió a gatear con IRC, ¿su primera palabra? Ya – hoo. Muy poco después aprendió a leer en Geocities y sus primeros amigos los conoció en IRC. Una tarde, a finales de los 90 casi se ahoga en una enorme burbuja de su guardería , pero salió escarmentado.

Un dia al volver del colegio le pregunto a sus padres ¿papá, que es Napster? y su padre no le supo responder, por lo que terminó buscándolo en Google.

Siguió creciendo y algunos de sus profesores pensaron que sería la Utopía de Tomás Moro, otros pensaban que sería La Enciclopedia de los ilustrados, otros apuntaban a que solo servia para el porno; lo cierto es que Internet era un alma libre y nadie tenía muy claro a donde se dirigía

Internet se compró en Ebay un iPhone para llamar a sus amigos en los descansos de la universidad, hace poco salió de allí con mil millones de amigos en Facebook y ha subido un video a Youtube para decirnos que no sabe que hacer.

¿Qué va a hacer Internet ahora?
Internet sabe lo que no quiere ser, pero todavia no tiene muy claro donde estará en 10 años, sus cifras son logarítmicas y sus aplicaciones infinitas. Algunos lo orientan al consumo y otros al entorno profesional, lo cierto es que internet es como la electricidad, llegará un dia donde no se hablará de ella. Ese dia podremos hablar de Internet como de cualquier otro commodity, habremos llegado entonces al “Internet de las cosas”.

Internet de las cosas no es más que la convergencia de todas esas islas independientes que definen nuestras vidas: tu cuenta de Amazon, tu cuenta de Twitter, los mapas de Google, tu cámara o dentro de no mucho tu casa, tu televisión o tu coche.

Cada día aparecen nuevos dispositivos capaces de comunicarse entre ellos como por arte de magia, sabemos que aquel niño llamado Internet está dentrás de todos ellos como una enorme red de neuronas, sólo es cuestión de tiempo que empiecen a trabajar juntas, entonces comenzaremos a moldear esa enorme cantidad de información, transformando los datos en información, la información en conocimiento y el conocimiento en experiencia.

 

Noticias recientes

Dejar un comentario

Escribe y presiona Enter para buscar