Apple y el secreto de su éxito

Apple y el secreto de su éxito

El 21 de abril de 2010, el presidente y CEO de Nike, Mark Parker, dijo en una conferencia que, al poco tiempo de asumir su cargo, recibió una llamada de Steve Jobs. “¿Tienes algún consejo?” le preguntó al CEO de Apple. “Bueno, solo una cosa,” dijo Jobs. “Nike hace algunos de los mejores productos en el mundo. Productos que uno llega a desear mucho. Productos absolutamente hermosos y estupendos. Pero también hacen mucha basura. Sólo tienen que deshacerse de toda esa basura de productos y concentrarse en lo bueno”. Aparentemente, ése es uno de los grandes principios aplicados por Jobs en Apple.

Parker le dijo a su publico en la conferencia, “Yo espere una pequeña pausa y una risa. Hubo una pausa, pero ninguna risa. El tenía toda la razón. Tenemos que editar”.

Parker no uso la palabra editar en el sentido de diseño, si no, en el contexto de tomar decisiones de negocios. El enfoque lleva a grandes diseños. Y también a buenas decisiones de negocios. Tim Cook comentó alguna vez que la filosofía de administración que manejan las escuelas de negocios es el reducir el riesgo diversificando las ofertas de producto. Apple, dijo el, representa la anti-filosofía de las escuelas de negocios. El acercamiento de Apple es el poner sus recursos detrás de pocos productos y comprometerse a hacer esos productos excepcionalmente bien.

“Apple es una compañía de 30 mil millones de dólares y aun así tenemos menos de 30 productos mayores. No sé si eso se ha hecho antes”, le dijo Steve Jobs a la revista Fortune en el 2008. Y añadió: “ciertamente, las grandes compañías de electrónicos para el consumidor del pasado tenían miles de productos. Nosotros tendemos a enfocarnos mucho más. La gente piensa que enfocarse significa decir que sí a lo que uno tiene que enfocarse. Pero no significa eso en absoluto. Significa decir que no a los cientos de buenas ideas que puedan surgir. Uno tiene que elegir con cautela. De hecho, estoy tan orgulloso de todas las cosas que no hemos hecho como de las que sí hicimos. El más claro ejemplo es cuando nos vimos presionados durante años en fabricar una PDA, y luego me di cuenta que el 90% de las personas que utilizan un PDA sólo accesan a información cuando están en movimiento. No le meten más datos. En poco tiempo los teléfonos celulares harán eso, asi que el mercado de las PDA se vera reducido a una fracción de su tamaño actual y no sera sustentable. Asi que decidimos no meternos en eso. Si lo hubiéramos hecho, no hubiéramos tenido los recursos necesarios para hacer el iPod. Probablemente nunca le hubiéramos visto venir”.

En los principios de la historia de Apple, el principal inversionista Mike Markkula les mandó un memo a los empleados de Apple que declaraba sus estrategias de mercado. En el memo habló sobre la importancia de enfocarse. Makkula escribió, “para hacer un buen trabajo a partir de esas cosas que decidimos hacer, tenemos que eliminar todas las oportunidades no importantes, seleccionar de lo que queda sólo aquello sobre lo que tenemos recursos para hacerlo bien, y concentrar todo nuestro esfuerzo en ello”.

“En diseño del producto y estrategias de negocio, substraer a menudo crea valor. Sin importar si hablamos de un producto, una función, un mercado, o una organización, nuestra adicción a añadir resulta en inconsistencia, sobrecarga, o en un malgasto, y a veces en los tres” escribió Matthew mayo 30. El aviador Antoine de Saint-Exupéry pudo haber resumido la filosofía de Apple cuando dijo, “un diseñador sabe que ha conseguido la perfección, no cuando ya no hay más que añadir, sino cuando ya no hay más que quitar”.

¿Cualquier compañía puede ser innovadora de la manera en que Apple lo hace? La respuesta es no. Cualquiera puede aprender los principios que llevan a Apple a la innovación, pero innovar toma coraje, y pocas personas lo tienen. Toma coraje reducir el número de productos que ofrece una compañía, de 35 a 10, como Jobs lo hizo en 1998. Toma coraje quitar el teclado del frente de un smartphone y reemplazar los botones con una gran pantalla, como Jobs lo hizo con el iPhone. Toma coraje eliminar código de un sistema operativo para hacerlo mas estable y confiable, como Apple lo hizo con el Snow Leopard. Toma coraje eliminar las palabras de una presentación de PowerPoint, todas excepto una, como Steve Jobs lo hace en sus presentaciones. Toma coraje mostrar sólo un producto en la página de inicio de un sitio web. Toma coraje lanzar menos productos en un año que de los que tu competencia lanza en un mes. Toma coraje adoptar posturas inusuales, como decir que Adobe Flash es inadecuado para la moderna era móvil, como lo dijo Jobs en abril de 2010. Y toma coraje hacer un producto tan simple que un niño pueda usarlo.

¿Tienes lo necesario para mantenerlo simple? Steve Jobs lo tiene, y ha sido crucial en su éxito.

Fuente: ITSitio.com
Noticias recientes

Dejar un comentario

Escribe y presiona Enter para buscar