“La Red Social” no es una película realista, pero es real

“La Red Social” no es una película realista, pero es real

Excelente artículo extraido del blog de Martín Varsavsky, el cual pueden visitar directamente haciendo clic aquí

Aunque no soy amigo de Mark Zuckerberg, he pasado suficiente tiempo con él en público y en privado como para decir que “La Red Social” no se atiene a los hechos históricos tal como ocurrieron, no es realista en ese sentido, pero sí muestra realmente cómo es Mark Zuckerberg.

“La Red Social” es una película bastante realista porque muestra que Mark Zuckerberg es, en todos los sentidos, el CEO de la compañía, el alma de Facebook. Él no tiene otro interés aparte de hacer crecer Facebook cada vez más, y en eso es todo un genio.

¿Será Mark el próximo Bill Gates? Es probable que cuando Facebook alcance el valor de Google, Zuckerberg se convierta en el hombre más rico del mundo, pero lo que no es tan seguro es que luego se dedique a “hacer el bien” de la misma manera que lo hace Gates. A Mark solamente le interesa una cosa: Facebook. Está completamente obsesionado, hasta tal punto que, cuando en una de las reuniones le pregunté por Obama (las elecciones de EEUU estaban cerca), me miró como si no comprendiera la pregunta. La política es solamente uno de los muchos temas que no le interesan. ¿Cambiará con el tiempo? Quién sabe. Yo no conocía a Bill Gates con 23 años, pero sí conozco a Larry y Sergey desde hace años y ellos son unas personas curiosas, que ven más vida fuera de Google y que se interesan por el mundo que les rodea. Mark solamente se preocupa por Facebook, todo lo demás está borroso, desenfocado.

Lo que no termino de comprender es por qué la gente quiere que Mark haga más cosas. A él se le da muy bien lo que está haciendo ahora, es un genio de las redes sociales. ¿Por qué tendría que hacer algo diferente? Él ni es un gran comunicador ni tampoco puede ayudar a la gente a comprender algo más allá de Facebook. La verdad es que ni siquiera es gracioso. Mucha gente piensa que porque una persona es brillante en un aspecto tiene que serlo en el resto, y esto no es así. Sí es cierto que hay gente que destaca en muchos aspectos, pero no es el caso de Zuckerberg.

En la película también enseñan, con bastante acierto, la contínua lucha de los emprendedores. Mark tenía una idea buenísima pero no tenía dinero, y dejó a mucha gente por el camino. Su lealtad no es ni siquiera hacia sí mismo, ya que no parece tener ni un sólo momento para él; todo es siempre sobre Facebook, para Facebook. Además, ya conocemos cómo funcionan estas cosas: si tu empresa se hunde, eres el único fundador; pero si tu empresa triunfa, empiezan a aparecer co-fundadores hasta de debajo de las piedras. En mi caso por ejemplo cuando fracasé con Einsteinet me dejaron como el único fundador, pero en Ya.com tengo muchos co fundadores. En Estados Unidos, cuando se dan estas situaciones, se recurre al sistema legal, ya que allí sí se pueden hacer este tipo de denuncias bastante absurdas. Sin embargo, en Europa o en Asia esto no funciona así, y si se da el caso de uno que se siente fundador, o que le robaron la idea, lo único que se puede hacer es sentirse frustrado por haberse quedado fuera. Por mi parte me quedo con el sistema europeo. Cuando hacía empresas en USA los riesgos del tipo de juicio que se ve en la película eran constantes.

Así que… ¿quién es Mark Zuckerberg? Es realmente el chico que aparece en la película: un emprendedor joven y obsesionado, al que nunca pillarán tomando drogas de fiesta (como a Sean Parker) porque no permite que nada le distraiga de Facebook. Zuckerberg es un analfabeto social que, paradójicamente, nos ha dado la mejor plataforma social. A nivel personal, a mí me encanta Facebook y me cae bien Mark, a pesar de que aún sin saber cuándo le volveré a ver, ya sé de qué hablaremos. De Facebook, claro.

Noticias recientes

Dejar un comentario

Escribe y presiona Enter para buscar